Imagen Consulta

El Asesoramiento Filosófico es una relación de ayuda fundada en la toma de conciencia de las creencias limitantes que conforman la personalidad; creencias que están detrás de muchas dificultades que nos encontramos en la vida: emociones dolorosas recurrentes, relaciones conflictivas, bloqueos que impiden madurar y avanzar, sensación de no haber encontrado un propósito vital, baja autoestima, sentimientos de aburrimiento y vacío, confusión sobre el lugar que ocupamos en los grupos, inquietudes de carácter espiritual y filosófico, etc. Estos fenómenos, lejos de ser enfermedades psíquicas, son algunos de los desafíos más habituales que nos presenta la existencia, y se pueden trascender afrontándolos con madurez.

En la base de las vivencias personales hay creencias que en muchas ocasiones pasan inadvertidas ante nuestra mirada ordinaria; creemos que no están, pero, como una y otra vez sucede en la consulta, resulta que “sí están ahí”, pues frecuentemente asumimos sin darnos cuenta creencias que tomamos de nuestra cultura, entorno social, educativo o familiar, generando una gran cantidad de sufrimiento psicológico evitable. Al poner luz sobre dichas creencias operativas podemos dejarlas atrás y acceder a una comprensión más libre de la vida.

En el Asesoramiento Filosófico no se diagnostica ni se dan consejos, sencillamente se toma más conciencia de quiénes somos, contactando con nuestra auténtica voz, con pensamientos más genuinos y sentimientos más profundos. Como diría Sócrates, éste es “el arte de dar a luz”. Del mismo modo, se toma más conciencia de quiénes no somos y de las creencias limitantes con las que nos habíamos identificado.

Un principio fundamental de esta práctica es la confianza en la capacidad que tiene el consultante en tomar la iniciativa en la consulta, elegir los temas a abordar y poner voz a su propia comprensión de la realidad. La creación de un clima de confianza, igualdad y apertura mutua entre el asesor y el consultante permite abrir un rico espacio de diálogo que, todo sea dicho, muchas veces está ausente en los círculos sociales.

Icaro 2

Así que este espacio es una invitación a emprender un proceso de autoconocimiento y profundización en la naturaleza de nuestra identidad esencial. No se trata de un conocimiento intelectual o académico, sino de un conocimiento transformador, un saber orientado al Ser, cuya eficacia se verifica en la sensación de libertad, claridad y alegría de vivir que produce ir más allá de ciertas creencias limitantes y desprenderse de los roles falsos.

Este proceso requiere de un cierto coraje para mostrarse tal y como uno es, con sus dificultades, sus debilidades, su vulnerabilidad, su anhelo sincero de ampliar la conciencia y madurar, despojándose poco a poco de las máscaras y las estrategias empleadas para ocultarnos. Es un camino para comprenderse mejor a sí mismo y a los demás, y por lo tanto, es también un camino de comprensión de la realidad.

Esta relación de ayuda está inspirada en el método de Asesoramiento Filosófico Sapiencial creado por la filósofa Mónica Cavallé, pionera de esta modalidad en España.

Por último, la consulta no es solamente un espacio dedicado a la comprensión, sino también al aprendizaje. El consultante recibirá propuestas de lecturas acordes a la situación planteada, así como ejercicios prácticos para realizar de forma personal entre cada sesión.

La consulta está situada en el centro Zhào Lù de Murcia, previa cita. También vía Skype.

info@alejandromorenolax.com

*

*

sillas zhao lu

Anuncios