*

CirculoZencolor*

Este taller es un espacio de encuentro semanal donde exploramos las dificultades, los desafíos, las inquietudes, los temas y las preguntas que los participantes plantean en relación con su búsqueda de maduración interior.

Aunque cada caso presenta al principio una connotación personal y singular, el objetivo que buscamos en cada sesión está en encontrar las raíces existenciales subyacentes, las cuales son fácilmente reconocibles por el resto de participantes, al ser obstáculos comunes que todo ser humano se encuentra a lo largo de su vida. Estas raíces tienen que ver con la imagen que tenemos de nuestra identidad, los prioridades de nuestra vida, el sufrimiento ante los cambios inevitables, el miedo a la muerte, etc.

Este espacio de sabiduría grupal es especialmente útil para explorar puntos de vistas más amplios sobre los problemas que nos atenazan, para trascender ciertos roles sociales que nos limitan, para indagar en la naturaleza de las emociones dolorosas, para descubrir ciertos mecanismos mentales inconscientes que se repiten una y otra vez, para adquirir más perspectiva sobre hábitos e inercias automáticas, para afrontar relaciones difíciles, etc. En definitiva, para tomar más consciencia de cómo vivimos y madurar un arte de vivir propio, lúcido y libre.

A lo largo de este proceso, van apareciendo cuestiones fundamentales que tienen relación con el sentido de vivir, la naturaleza del mal, la comprensión de la libertad, las causas del sufrimiento psicológico, los mecanismos del miedo, el significado del poder, el lugar de nuestra singularidad esencial, etc. que exploramos y contrastamos con las intervenciones de todos los asistentes.

En el trasfondo de este ejercicio vivencial de abrirnos a un diálogo indagador de carácter grupal late una pregunta fundamental: “¿QUIÉN SOY YO?”. Esta exploración de la naturaleza de nuestra identidad nos pone en relación con una dimensión más profunda del “yo”, conectada con sentimientos, pensamientos y actitudes más auténticas.

Uno de los principios en los que se sustenta esta práctica está en la confianza en la sabiduría personal de cada uno de los asistentes, en su capacidad para cuestionar, explorar y tomar más consciencia de su sentido profundo de Ser. En ningún caso recurrimos al diagnóstico psicológico, al consejo moral o al imperativo religioso, al considerar que los participantes son seres autónomos, responsables y poseedores de un enorme potencial de desarrollo de la consciencia. Esta apertura a la espontaneidad de la inteligencia colectiva permite que cada sesión de grupo tenga un carácter único, impredecible y original.

*

Orientación Arte Vivir 2014*

Varias veces me han comentado el siguiente caso: “Antes de asistir a este taller creía que todo el mundo estaba bien menos yo, y que lo que a mí me pasaba no le pasaba a nadie más, lo cual me avergonzaba aún más. Ahora me doy cuenta de que no es así”.

La ventaja que provee profundizar en uno mismo a través de un grupo está en descubrir que las dificultades y desafíos que creemos personales son más comunes de lo que suponemos; es más, son un reflejo del estado de consciencia actual de la humanidad, revelando muchas veces que “Lo que a ti te pasa, a mí me ha pasado. Lo que a ti te ocurre, a mí me está ocurriendo. Lo que a ti te afecta, a mí me podría afectar”.

Somos espejos unos de otros, reflejando sombras, consciencia y compasión; somos seres compartiendo el mismo anhelo de unión con el resto de seres humanos. Este sentimiento de unidad, presencia y plenitud es uno de los principales frutos que aparecen cuando desarrollamos un arte de vivir propio desde la humildad, la constancia y la apertura a nuestro interior, a Ver por nosotros mismos.

A medida que las sesiones avanzan, esta práctica se complementará con lecturas de sabiduría perenne tomadas de distintas tradiciones de India, China, Japón, la antigua Grecia y Roma, etc. Por último, realizamos sesiones de meditación, a fin de complementar el diálogo vivo con la quietud del silencio.

Si estás interesado en asistir al taller, escríbeme a: info@alejandromorenolax.com

*

Logo Arte de Vivir